Mi visita a Los Ángeles – Guía de viaje

La pasada Semana Santa decidí darle la vuelta al mundo y visitar California. No hice el viaje sola, allí me encontré con mi hermana, que en esa época estudiaba en Chicago. Nuestra aventura tuvo dos etapas, por eso este post se divide en dos. El día 28 publicaré la segunda parte 😉 En este post os hago una pequeña guía de viaje de Los Ángeles. 

La primera parte del viaje fue probablemente la mejor de las dos. Visitamos (y nos pateamos) Los Ángeles (LA de aquí en adelante). Cuando planificábamos el viaje y vimos la extensión de la ciudad decidimos conocerla de una manera poco convencional. Pasamos dos noches más cerca de Downtown y Hollywood, y otras dos noches en la zona de Venice Beach. Al principio no teníamos muy claro cómo nos íbamos a mover por la ciudad, porque el transporte público de LA no tiene muy buena fama y alquilar un coche nos parecía demasiado atrevido. Al final la opción más práctica fue la de caminar, caminar y caminar. Así descubrimos lugares verdaderamente preciosos. Y cuando no podíamos más siempre podíamos acudir a Uber.

Os cuento un poco cómo fue nuestra planificación:

  • Downtown lo visitamos de noche, la primera noche. Después de mi viaje de 24 horas, con escala en Moscú. (Sí, dije que di la vuelta al mundo). Allí cenamos una hamburguesa verdadera, no como las de España, en Belcampo Meat Co. en un puesto que hay en Grand Central Market. El ambiente en el mercado era increíble. Todo lleno de gente y opciones de comida muy diferentes.
  • A la mañana siguiente comenzó nuestra andadura por LA. Visitamos por fuera LACMA, el famoso museo, y por supuesto The Grove, donde hicimos nuestras primeras compras. Por la tarde fuimos a Melrose Trading Post, un mercadillo de cosas de segunda mano que se celebra los domingos. No compramos nada pero fue muy interesante ver el ambiente que había. La entrada nos costó $3. Al salir de allí fuimos andando hasta Hollywood Blvd. y una vez allí cogimos un Uber para ver el atardecer sobre la ciudad desde el Griffith Observatory: una experiencia increíble.

 

 

 

  • El tercer día hicimos “la mudanza”. Nuestro alojamiento estaba en Marina del Rey, una urbanización preciosa, con puerto incluido, junto a Venice Beach. Ese día recorrimos toda la playa desde Marina del Rey hasta Santa Monica Pier. A media mañana hicimos una parada técnica para comer en Surfside Venice, un restaurante con mucho rollo y una comida riquísima. Por la tarde visitamos el Pier y  el centro comercial Santa Monica Place y el Third Street Promenade.

 

 

  • Llegamos con mucha pena a nuestro último día en LA. Por la mañana intentamos desayunar en The Cow’s End, pero la cola era infinita, así que al final optamos por la opción más simple de un café en Starbucks. Aprovechamos que era temprano y fuimos hasta el final del Venice Fishing Pier. Después continuamos nuestro camino hasta Venice Canals. Las casas eran preciosas y se respiraba tanta tranquilidad. Me habría quedado por allí todo el día. Pero nuestro plan continuaba en Abbot Kinney Blvd. El sitio para ir de Compras (con mayúscula). Todas las tiendas eran preciosas y había cosas que en España es muy difícil encontrar. Lo mejor es perderse por la calle y encontrar tesoros. Es muy famosa en esta calle la heladería Salt&Straw, que al final no probamos por la cola de espera que había. Comimos, cómo no, en el famoso Lemonade. Buenísimo. Por la tarde dimos un último paseo antes de volver al alojamiento a recoger todo. Nuestra avión salía muy temprano a la mañana siguiente.

 

El próximo 28 de junio os cuento a dónde fuimos… 😉

Aprovecho para dar las gracias a Balamoda, porque por los post de su Blog pude organizar el viaje perfectamente y conocer lugares nada típicos para los turistas.

Espero que os haya gustado.

Gracias por estar.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.